MIEL DE GIRASOL

 

Los puntos destacados al degustar nuestra miel  de GIRASOL son:

Color amarillo vivo o amarillo pajizo cuando está en estado líquido y dorado cuando cristaliza.

 

Aroma: muy ligero, que recuerda la paja húmeda o floral con notas oleosas. 

En boca:  Sabor refrescante y agradable, ligeramente afrutado, que recuerda el del polen, con un ligero gusto acre (áspero y picante) en la garganta. Sin llegar a ser soso.

Cristaliza con rapidez en cristales gruesos.  Sus cristales se derriten rápidamente en boca, pero no completamente. De ahí la sensación de frescor que experimentamos. Excelente para acompañar a una buena tostada en el desayuno.